yo floto con esas cosas

aún no lo puedo creer, es algo extraño y al mismo tiempo como si estuviera escrito.

en la tarde ambos tuvimos un altercado, palabras y cosas que nos pusieron de malas, a ambos, nos peleamos y ya.

Salí del trabajo, me dirigí al chifa a comer algo más, tenía mucha hambre y luego simplemente caminé hacia la estación central, cuadras en las que pensaba la falta de audífonos, en que iría a Lima norte a ver algo que mi hermano me comentó. note que mi respiración mejoraba, y que sólo queria ocupar mi mente en no pensar en él.

llegar a Real Plaza, dirigirme a la entrada del metropola, bajar las escaleras y de repente lo veo, en el sentido opuesto al mío, así estaba con su polera ploma.

me quedé en shock, fue extraño, él se sonrío, y yo también, no lo podía creer, como era posible nos encontraremos, cómo?

el me cogió de los brazos y yo seguía con mi sonrisa boba y el pidiendo que lo salude y lo hice y varias veces.

Cosas como esas me hacen pensar que realmente ese momento debía pasar.

por lo que nos molestamos unas horas antes, estaba fuera, olvidado.

las casualidades no existen, todo pasa por algo.

en nosotros siempre es así, estaba escrito el encuentro, el que yo fuera al chifa, demorará, caminará. el que tomará el metropola, que él regresará del baño, todo era por algo.

al final, sigo flotando y dando cuenta que Él es para mi, que nuestras vidas siempre pero siempre confluyen, que nuestro lazo es tan fuerte, que nos hacer reconciliar de manera inimaginable.

son señales que nos dicen, me dicen que así debe de ser.

te amo mi señor baka gordito del mostacho.