DOLOR ESTACIONAL

CONCLUSIÓN
Ahora, hoy, puedo decir que lo comprendo todo, que ya asimile muchas cosas que mi cabeza no queria, que mis manos ya no deben lastimar a nadie ni a mi, ya entendi esas ganas tremendas de llorar que ma hacian hacerlo en el bus camino a clases o a cualquier parte con tal de borrarme de mi existencia.
EL PORQUE
La semana que me desaparecí prácticamente del mundo, sentí que era algo necesario, necesitaba buscar algo que me hiciera tocar fondo, necesitaba algo fuerte que me arrastrara al infierno, a esas llamas que me hagan cenizas y cual ave fénix resurgir, una nueva rita, una nueva persona, y lo toque.
Me desconecte casi literalmente del mundo, desconocí a muchas personas que siempre estuvieron a mi lado, borre muchos rastros de mi pasado, pero llegue a una conclusión, que ellos no deben pagar mis culpas, no deben porque cargar mis dolores, ni mis pesares.
Apenas me di cuenta cuanto daño había causado, ya no quería hacer eso a nadie mas, me dije que era mejor encerrarme irme lejos, podía aprovechar el dinero que me dejaron,  podía salir de casa, total todos estaban ocupados, realmente quería borrarme, suprimirme, pero no fue posible, por eso escribo aquí, me fue imposible porque tenia cosas que decirle, tenia palabras que dirigirla, tenia sentimientos y aun los tengo que algún día le llegaran a sus manos.
Los planes que hicimos, no quiero que queden en planes, quiero realizaros y no importa si los hago sola, se que estabas de acuerdo conmigo en muchos, y por eso quiero continuarlos.
Hoy comprendo que nos hacemos daños, pero es porque nos necesitamos y sabemos que estaremos ahí, ahora entiendo que no te puedo borrar, y no quiero hacerlo.
Nadie tuvo la culpa, solo  no estaba escrito que nos comprendiéramos mas, no teníamos ese hilo rojo que nos unía, era aun débil y se rompió antes que lo quemáramos.
COMPORTAMIENTO
Dos semanas completas me ausente de las clases, para ser exacta de los 12 dias que debi ir, fui 5 y se puede tener en cuenta que no estaba presente porque  me pasaba escribiendo y escribiendo mi nombre, un verso, un texto que nunca publicare, mas poemas grises, mi nombre, y un espacio vacio para el tuyo, pero al final conseguia escribirlo, al fondo del salon me refugiaba como siempre lo hago, al fondo, para que nadie vea lo que hago y nadie me hable.
Fue extraño, esos días no  lograba dormir, el sueño se me acorto, y tenía al día siguiente rastros de haber llorado, en mis sueños tal ves, pero no tengo la certeza, me encerraba en la habitación  unas horas para luego darme una ducha y  nuevamente caían las lagrimas, una y otra vez,  mi cabeza estaba en blanco.
Aveces salia con rumbo a clases, me decía que nada me afectará pero en el camino  me bajaba y me daba media vuelta me metía a algún centro comercial y daba vueltas, me iba a comer unos helados y veía que era la única sola, y muchas veces bote lo que comía y me regresaba a casa.
Ya no tenia apetito y me dijeron anorexica, y no respondi.
SALIDA
Una sonrisa me hizo recapacitar, paradojicamente la mía, una noche que reía con mis hermanos, y esa noche no dormí y a las 4 de las mañana tome una resolución y hasta ahora la estoy manteniendo firme.
Debo enfocarme en los buenos momentos.



pd. al parecer aun tengo mucho que decir [escribir]