A cup of coffee

Estaba pasando café, no podia dormir y necesitaba algo amargo en mi boca, el agua hervida, las gotas que caen, el vaso ansioso y esa cuchara de azúcar que no quiere entrar, todo estaba dado, todo, solo que no conté que yo me iba atraicionar en ese instante, mi corazón comenzo a latir rapido, mis manos temblaron, el azúcar  se desperdigo,  me senti en el fondo de un pozo, todo daba vueltas y solo queria llorar.

Me senté en el piso de mi cocina, me recosté y espere que todo parara, comencé a respirar agitadamente y entonces senti la primera gota, estaba llorando,  por fin luego de días podia hacerlo, por fin  esas aguas saladas no se quedaban en los surcos de mis ojos, por fin caían y por fin me sentía mucho mejor.
La rabia ya habia cobrado  la sangre, ahora quedaba la tristeza, debia de darse a conocer, en esta madrugada, sola,  con mi café pasando, con mis ganas de salir corriendo, con mis ideas retorcidas, con las armas  al alcance, todo  estaba aun fresco.
Termine de llorar en silencio, no me angustie, caían y caían y entendí que   realmente  me escondo cuando las cosas me afectan mas de la cuenta, siempre pongo mi sonrisa, siempre mi negación, siempre mi “soy madura”, “soy fuerte”, siempre una mascara y debia de romperse y eso paso. Servi el cafe, no lo endulce, subi a mi habitacion, mire el vacio, mire mi cama, mire muchas cosas,  no podia estar ahi.
Mis padres dormían, todos en casa ya dormían, y subi al techo, hace mucho que no subia y me sentaba en el borde, la calle estaba oscura, nadie afuera, las palomas acurrucadas, y yo con mi cafe caliente, sorbo a sorbo seguían cayendo lagrimas, y pensé en como se habian dado las cosas en los ultimos meses, como es que yo Rita, cambie tanto, arriesgue, me involucre con el mundo real, salí de mis miles fantasias y me acuchille sola, me ahorque, me torture.
El cafe seguia caliente, seguía yo evocando recuerdos,  me parecia todo tan increible.
Life is so simple, we made it complicated, recorde esa oración, recorde te la dije, recorde que nunca he sido simple, recordé que me gusta irme por el camino mas dificil, recordé que es  por que me gusta el dolor.
No he dormido, lo confieso, baje cuando la taza se enfrió y ya no había cafe, baje y mire el techo de mi habitación, y recorde que tu tambien estuviste ahi.
vuelvo a mis origenes, y soy difícil.